POR TRATAMIENTO

TERAPIA FOTODINÁMICA

El acné es una de afecciones dermatológicas más frecuentes y se observa primordialmente en la pubertad. Esta patología afecta a la unidad pilosebácea con aumento de la producción sebo y posterior producción de comedones y proliferación bacteriana en los mismos. El origen es multifactorial estando entre ellos los factores hormonales, genéticos, medicamentos y de estrés entre otros. El proceso cutáneo se presenta con lesiones pleomórficas que nos darán las distintas formas y grados diferentes de severidad, que se manifiestan con lesiones que van desde comedones abiertos (puntos negros) o cerrados (blancos), pápulas, pústulas, nódulos y quistes o abscesos y secuelas cicatriciales. En las formas inflamatorias se observa como germen contaminante más usual el Propionibacterium acnés, el cual determinará el componente inflamatorio de las lesiones. En el tratamiento del acné existen diferentes terapias aunque muchos pacientes no responden adecuadamente al tratamiento o producen efectos secundarios no deseables.