POR SERVICIO

REJUVENECIMIENTO FACIAL NO ABLATIVO

La popularidad de los nuevos tratamientos cutáneos no invasivos y no ablativos ha aumentado mucho en los últimos tiempos. Gracias a los adelantos tecnológicos y también debido a la gran demanda de tratamientos por parte de los pacientes, que ven la piel visiblemente mejorada, con un mínimo o nulo tiempo de recuperación.  La tecnología de la Luz Intensa Pulsada utiliza una lámpara pulsada que emite en un amplio espectro de luz no-coherente dentro del espectro visible e infrarrojo cercano. Se utiliza para tratar una gran variedad de lesiones vasculares, pigmentadas y mejorar visiblemente la apariencia de la piel fotoenvejecida. La energía de la luz actúa en las capas más profundas para mejorar gradualmente la tonalidad y textura de la piel, eliminar las manchas, rojeces, poros dilatados, arrugas finas y dar luminosidad. Se utiliza en rostro, cuello y manos.Se necesitan entre 3 y 5 sesiones con un intervalo como mínimo de tres semanas. Las mejoras se perciben de manera progresiva. En primer lugar, desaparecen las manchas y rojeces y así la piel va recuperando un tono mucho más uniforme. A medida que avanza el tratamiento se va notando una mejoría general en la piel.