CIRUGÍA FACIAL

LIFTING FACIAL

Conforme van pasando los años los signos de envejecimiento van apareciendo en nuestro rostro. La piel empieza a perder su luminosidad y tersura. se vuelve flácida y marchita, se evidencian las arrugas y líneas de expresión, sobre todo en las zonas alrededor de los ojos y labios, entre las cejas y en la frente. Los depósitos de grasa van desapareciendo y la zona del reborde mandibular se torna flácida y caída.

El lifting facial o estiramiento facial también conocido como ritidectomía, es una intervención quirúrgica para rejuvenecer, devolver la frescura al rostro y mejorar los daños visibles de la piel. Se puede complementar con una cirugía de párpados llamada blefaroplastía.

Descripción del procedimiento:

El objetivo de esta cirugía consiste en eliminar el exceso de piel de la cara y cuello, tensar los músculos y atenuar las arrugas. Se realizan unas incisiones sobre la línea capilar, siguiendo los pliegues naturales del paciente para que en el momento de cicatrizar sean imperceptibles, discretas y ocultas bajo el cabello. La cicatriz es a nivel de las sienes, detrás del lóbulo de las orejas y en la zona baja del cuero cabelludo. Después extrae el tejido graso, se reposicionan los músculos, se estira y se elimina el exceso de piel.

Este procedimiento demora unas 3 a 4 horas. Es con anestesia local más sedación.

Cuidados:

Después de la cirugía se coloca un vendaje compresivo alrededor de la cabeza para evitar la hinchazón y se deja unos tubos de drenaje por unos días. Hay que tomar medicamentos para el dolor y la inflamación. Se debe mantener la cabeza elevada a unos 30 grados para evitar el edema.

Después del procedimiento puede haber zonas pálidas o moradas en el rostro, hinchazón, sensación de adormecimiento o tirantez que desaparecerán gradualmente y en un plazo de 4 a 6 semanas recuperara su aspecto normal. Los puntos se retiran a los 5 a 7 días. Se debe evitar hacer esfuerzos o ejercicios, exponerse al sol y calor.

Información del tratamiento:

  • Duración: 3 a 4 horas
  • Anestesia: Local mas sedación
  • Hospitalización: Ambulatorio o un día hospitalización
  • Recuperación: 4 a 6 semanas
  • Problemas y posibles riesgos: Hemorragia, Infección, hematomas, sufrimiento cutáneo, problemas cicatrización, lesión de nervios (puede ser temporal), perdida de cabello en ciertas áreas.